La muralla musulmana, el monumento historico más antiguo y el origen de Madrid.


Hace unas semanas, hablábamos de las huertas de plaza de España de origen musulmán, que aprovechaban el agua del arroyo Leganitos. 

Hoy, y con esa misma temática, vamos a hablar del monumento en pie más antiguo de Madrid, la muralla musulmana.

Podemos encontrar los restos más importantes en la cuesta de la Vega, junto a la cripta de la catedral de la Almudena (aquí tenéis una anécdota de la Puerta de la Vega). Los restos de la muralla, están disponibles a la vista en el parque Mohamed I, nombre en honor a Muhammad I de Córdoba, quién fundó Madrid en el siglo IX con la construcción de una fortaleza, para controlar el paso de Guadarrama por parte de los reinos cristianos del norte de la península y proteger así Toledo.



El poblado se desarrolló junto a la fortaleza hacia el sureste, y recibió el nombre de Maǧrīţ, palabra cuyo origen se duda, pero la teoría más extendida dice que se deriva de maǧra, que significa cauce, a la que se añadió el sufijo romance -it, del latín -etum que indica abundancia. Motivo por el que Muhammad I escogió el lugar para levantar la fortaleza.

Tras los ataques a la fortaleza por parte de los cristianos con el rey Ramiro II de León, en el año 932, la muralla quedo parcialmente destruida, pero el califa de Córdoba Abd al Rahmman III, ordenó reforzarla trás todos los ataques durante el siglo X.

En el siglo XI, con la conquista cristiana de Madrid, la muralla fue reforzada y ampliada con mayor perímetro, pasando a ser ahora conocida como la muralla cristiana de Madrid, de la que encontramos algunos restos hoy en día también por algunas calles de la ciudad, como por ejemplo, este fragmento del número 3 de la calle Mancebo.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...