La costa de los esqueletos, soledad en el desierto de Namibia.


El desierto de Namibia, extiende sus áridas dunas hasta el océano Atlántico, donde los fuertes vientos del interior del continente hacia el mar junto con la corriente fría de Benguela, hacen que no llueva, convirtiendo el lugar en algo completamente inhóspito.

La corriente fría de Benguela, procedente del ascenso de aguas muy frías del fondo del atlántico sur, no solo impide que el agua evapore imposibilitando la lluvia, sino que ademas, produce densas nieblas y fuerte oleaje durante todo el año en ese tramo de costa llamada Costa de los Esqueletos.



Este nombre se debe a los cientos de esqueletos que acompañan la zona, no solo de barcos que encallaron en la costa debido a la espesa niebla entre los siglos XIX y XX sino también, de personas. Sin remedio alguno, la salvación mas probable para salir de aquel accidente, era a través del desierto, donde las probabilidades de éxito, son prácticamente nulas.



Curiosos números para estas coordenadas que los portugueses en el siglo XIX llamaron "Arenas del Infierno".

Wikipedia: Costa de los Esqueletos | Corriente fria de Benguela.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...