La cruz para el recuerdo del niño Pedrín en el Monte Abantos.


Paseaba el pasado fin de semana por los alrededores del Monte Abantos en busca de una cruz de piedra que me habían mencionado, y allí estaba. En ella puede leerse:

"El 10 de Febrero de 1893, fue hallado en este sitio el cadáver del desgraciado niño Pedrín Bravo y Bravo, victima de brutal salvajisimo"


Parece ser que se trataba de un niño de 8 años, monaguillo del Monasterio de El Escorial, que desapareció según dicen, la mañana del 25 de diciembre de 1982. Según la familia, que aquella misma noche alertó a los vecinos y la guardia civil, el niño había ido por la mañana al monasterio, y no había regresado.
Salieron a buscarlo, pero el clima y la espesa nieve, no ayudaron.



Pasaban los días, y no había señales. Hasta ese 10 de Febrero de 1893 inscrito en la piedra, cuando, cazadores de la zona, encontraron el cadáver de un niño brutalmente maltratado y en descomposición.

Nunca quedó del todo claro quién fue el autor de semejante atrocidad, pero, Julian García, apodado "El Chato de El Escorial" y con antecedentes múltiples por intento de violación, fue acusado por el crimen.

Emilio Carrere Moreno, poeta, periodista y narrador español, escribió sobre los hechos en sus poemarios "Románticas" y "El Caballero de la Muerte", donde explica como Julian García cumplió una condena de 23 años y quedó ciego acabando en la mendicidad por las calles de Madrid, donde gritaba, "¡Los frailes!  ¡Fueron los frailes!" a todo aquel que tras todos estos años todavía se acordaba le recordaba aquella hora atroz en el monte Abantos.


Hoy en día, no esta claro quien fue el verdadero autor de los hechos y hay mucho misticismo alrededor de la cruz, donde, muchos ciudadanos, dicen haber visto y dialogado con el espíritu del niño.


Wikipedia: Monasterio de El Escorial | Monte Abantos | Emilio Carrere.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...