Vudú Haitiano, el verdadero origen de los muertos vivientes.


Cuando la viruela y la esclavitud acabaron casi por completo con la población nativa de la isla de Haití, los españoles empezaron a traer barcos cargados de esclavos africanos para poder seguir con la explotación de las minas de oro de la isla. Poco a poco fue mezclándose entre los esclavos las distintas culturas, ritos y religiones de todos sus países de procedencia, creándose el vudú haitiano, creencia basada en la adoración a los espíritus.

Como todas las religiones, el vudú tiene su parte buena y su parte mala, y en su parte mala tenemos a los "Bokor" o hechiceros, quienes impartían la ley en la jerarquía propia que tenían los esclavos. El castigo mas temido, la Zombificación.


La zombificación se llevaba a cabo por un bokor como venganza contra un clan rival o como castigo por incumplir la ley. Estos, preparaban un veneno secreto, capaz de llevar al individuo aparentemente a la muerte durante varios días en los cuales, el sujeto, seguía consciente a pesar de todo, para luego, devolverlo a la vida como su esclavo.

Todo esto se dio a conocer al mundo en 1985 por Wave Davis en su libro "La serpiente y el arco iris.", Davis se infiltro en sociedades secretas de los Bokor para conseguir el polvo zombi, también esta la película, por si os interesa verla.

"He encontrado una potente neurotoxina, capaz de envenenar a las victimas en un estado de zombificación, se llama Tetrodoxina y se puede encontrar en varios animales, entre otros, el Pez Globo."


Cuando el veneno entra en contacto con la piel de la victima, esta cae enferma y va perdiendo sus constantes vitales hasta parecer muerta en aproximadamente 48 horas. En esa época en Haití, los servicios médicos eran insuficientes y una muerte extraña no era cuestionada por lo que se enterraba a los cadáveres en las 24 horas siguientes a su fallecimiento.

Es este el momento en el que el Bokor se adueña del cuerpo desenterrándolo y pasados los efectos de las drogas lo alimenta con unos disociadores alucinógenos que impactan sobre los neurotransmisores del cerebro, de este modo, consiguen daños irreparables en el cerebro que hacen que la victima se convierta en una marioneta sin voluntad propia, para luego ser esclavizada para los trabajos de campo.


De este modo, los Bokor han seguido esclavizando a personas dadas por fallecidas por sus familiares hasta finales del siglo XX.

Son muchos los casos de padres y hermanos que se han reencontrado con sus seres queridos años después de haberlos enterrado, entre otros, Jean-Claude.

El domingo 17 de Julio de 1983, los hermanos de Jean-Claude Pierre, treintañero originario de Gonaives, se encontraron con su hermano vagando por las calles del barrio, lo increíble, es que le habían enterrado en 1977, hace 6 años. Tras ser identificado por sus padres, la policía lo condujo al Hospital del Dr. Douyón, quien ya había atendido mas casos similares, en este caso, el Bokor que lo zombificó, le arranco todos los dientes para que, de recuperar el habla, nadie pudiese saber lo que decía, este y otros muchos casos, son los que han dado el problema a conocer.


"La cosa más horrible era la mirada, o mejor dicho, la ausencia de mirada. Los ojos estaban muertos, como ciegos, carentes de expresión" Seabrook

Increíble, pero cierto.

Wikipedia: Vudú | Historia Haitiana | La serpiente y el Arcoiris.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...