Petra, conocida en el mundo entero gracias a Indiana Jones.


La ciudad de Petra, en el corazón de las montañas del Sahara y de la que todos hemos oído hablar hoy en día, es mucho más de lo que Indiana Jones nos dejó ver, no solo se compone del 'siq' (desfiladero) que acaba en Al Khazna (El tesoro), se trata de una enorme ciudad con avenidas, presas, teatros, tumbas, iglesias, templos y un largo etcétera...




No se sabe con exactitud quién y cuándo se construyó la ciudad, pero se cree que los edomitas se instalaron en el lugar al final del siglo VIII a.C., gracias a unos emplazamientos encontrados en las cumbres. 
Sin embargo, se sabe bien de la prosperidad en la ciudad del imperio Nabateo, pueblo nómada árabe, que había tomado el control de Petra en el siglo VI aC expulsando a los edomitas a la región de Hebrón. Los nabateos comerciaban con incienso, mirra y especias para enriquecerse, alcanzando su mayor auge en el siglo I aC.

Durante el reinado del rey nabateo Obodas III, se experimento un gran desarrollo cultural, levantando la mayoría de templos y tumbas de la ciudad que hoy en día podemos ver.


Entre los años 64-63 aC, el general Pompeyo conquistó todos los territorios nabateos y los anexó al imperio romano, otorgando a Petra y los nabateos cierta autonomía con la obligación de pagar impuestos y proteger la ciudad, que siguió prosperando, pero en menor medida, hasta que un gran terremoto en el año 363 dC, destruyó gran parte de la ciudad. Cirilo, obispo de Jerusalen, afirma que casi la mitad de la ciudad fue destruida cuando sucedió el terremoto, a la tercera hora, y en particular a la novena hora de la noche.

Entre el terremoto y los cambios en las rutas comerciales, la ciudad, quedo finalmente abandonada y utilizada exclusivamente por los beduinos de la zona.

No fue hasta el año 1812, cuando el explorador suizo Johannes Burckhardt, se vistió como árabe y consiguió convencer a un beduino para que lo llevara a la ciudad perdida, redescubriéndola de nuevo para todo el mundo.



Wikipedia: Petra | Nabateos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...