Castillo Poenari, la verdadera inspiracion de Drácula.


Al norte del Distrito de Arges, en la comunidad Arefu (Rumanía) se encuentra el castillo Poenari, fue construido por gobernantes de Valaquia (antigua capital de Rumanía) en el siglo XIII.

En el siglo XV, el castillo fue tomado por Vlad III o Vlad Tepes, quien tras lograr el trono de Valaquia al escapar como rehen a los 17 años de edad, quería una fortaleza en lo alto de la montaña rocosa. Vlad restauró el castillo y lo consolidó como una gran fortaleza.


En los años posteriores, dedico gran parte de su vida a la venganza. Comenzó su lucha contra los Boyardos, una gente vinculada a la nobleza rural rusa que habían asesinado a su padre y su hermano mayor.

Siguió con los problemas internos de su principado y lucho tanto contra cristianos como contra musulmanes, defendía lo que quería en cada momento y evitaba o luchaba con quien le hacia pagar tributos.

Mas tarde paso a los conflictos externos para luchar con los turcos. Se alió con los húngaros y se estima, que a lo largo de su vida, asesino a 80.000 personas aproximadamente.

Los mas temido y por lo que se gano el nombre de Vlad el empalador, era por los campos de empalados que dejaba a su rastro. En muchos casos con cuerpos en descomposición durante meses, cientos y cientos de personas empaladas y desangradas, lo que hacia que algunos de sus enemigos, huyeran despavoridos.


Ganó muchas batallas y perdió otras tantas, hasta que finalmente murió a manos de los turcos apoyados por los boyardos rusos, quienes permitieron a los turcos entrar en el castillo de Vlad y asesinarlos a él y a su guardia personal.

Pese a su crueldad, hoy en día es considerado un héroe en Rumanía, y se justifican todos esos empalamientos como necesidad de los tiempos que corrían y por la brutalidad de los Boyardos rusos.

Tal es su fama despiadada que Bram Stoker tomó a Vlad como inspiración para su personaje vampiro Dracula, conocido hoy en todo el mundo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...