Concepción Arenal, la vecina más famosa de Malasaña.


En la famosa calle Pez, pleno foco del barrio de Malasaña, se encuentra la estatua de una chica solitaria, apoyada en un muro de piedra, con libros y folios de apuntes en la mano mirando a los transeúntes de la calle, se trata de Concepción Arenal Ponte, una mujer que tuvo que ingeniárselas para estudiar en la universidad, ya que ninguna mujer tenia acceso a ella en el siglo XIX.

Desde muy pequeña mostraba su interés por ser abogada y fue en 1842 cuando Concepción se cortó el pelo, se disfrazo de chico y se puso un sombrero para asistir de oyente a las clases de la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Madrid, al descubrirse su identidad intervino el rector y tuvo que examinarse para poder asistir a las clases, el examen fue satisfactorio y Concepción permaneció en la universidad desde 1842 a 1845.


Posteriormente participó nuevamente vestida de hombre en tertulias políticas, luchando así contra los establecido en la época para las mujeres, quienes tenían muchísimos menos derechos que los hombres, convirtiéndose en un símbolo de lucha por la igualdad y representante de las mujeres y los derechos humanos.


Se casó en 1848 con el abogado Fernando García Carrasco, quién murió nueve años después de tuberculósis dejándola viuda. Concepción dedicó su vida a la lucha por los derechos de la mujer y en la actualidad descansa en Vigo, donde fue enterrada en 1893.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...