El salto suicida de Tequendama en el río Bogotá.


Las cataratas de Tequendama, llevan siglos narrando leyendas sobre su formación, se dice, según un mito Muisca, que las cataratas se formaron por acción divina, los Miuscas imploraron a Bochica, el héroe más famoso de los Chibchas, para que acabara con las inundaciones que destruían aldeas y hacían desaparecer a cientos de personas. Éste apareció sobre el arco iris y con su cetro de oro golpeó las rocas para abrir paso al agua creando así el famoso Salto de Tequendama.

La fama de la catarata y su belleza natural, hizo que el arquitecto Carlos Arturo Tapia levantara para la clase alta colombiana "El Hotel El Salto" en el año 1923, siendo uno de los lugares de lujo preferidos por la élite del país para alojarse.



Lamentablemente, fue abandonado en los años 40, debido a la alta contaminación del rio Bogotá, que acabo con todo tipo de atractivo turístico.


Desde entonces, este ha sido el lugar favorito elegido por muchos para acabar con sus vidas saltando al vacío, propiciando a este lugar con cientos de historias de fantasmas y almas en pena, muchos curiosos y viajeros reafirman haber visto espectros en las inmediaciones del hotel, también cuentan que se escuchan gritos desgarradores de unos 5 segundos, similares a los que producían los suicidas al saltar de la catarata, cuya altura es de 157 metros y el tiempo en caida libre de 6 segundos.


Todos estos suicidios, dieron el nombre a "El lago de los muertos".

El Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia y la Fundación Granja Ecológica el Porvenir se encargaron en conjunto de renovar el hotel y convertirlo en un museo en 2014.



"Casa Museo Salto de Tequendama Biodiversidad y Cultura".

Wikipedia: Casa Museo Salto de Tequendama Biodiversidad y Cultura | Salto del Tequendama | Río Bogotá.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...