Centralia, curioso abandono de un pueblo en Pensilvania.


¿Cómo pudo pasar tan rápido el abandono de este pueblo, y por qué?

Podria decirse que el pueblo nació en el año 1841 cuando Johnathan Faust, visionario y emprendedor, inauguró la taberna "Bull´s Head", era todo lo que se necesitaba en Centreville, no obstante, el pueblo no quedó registrado hasta el año 1866, con el nombre de Centralia.

El movimiento de gente a esta zona, venia motivado por el hallazgo de una gran mina. La industria de carbón fue la principal actividad en esta comunidad. Durante su apogeo, el pueblo contaba con 7 iglesias, 2 escuelas, 5 hoteles, 27 salones, 2 teatros, una banco, la oficina postal y 14 negocios locales.
Hoy en día, de todo esto, solo queda una iglesia en pie.


En el año 1962, un fuego controlado en el basurero al sudeste de Centralia, no se conseguía apagar ya que alcanzó una de las minas de carbón colindante, y este, prendió. Siguió ardiendo durante las décadas de 1960 y 1970 sin preocupar a las autoridades.


En el año 1979, el propietario de la gasolinera de Centralia, realizo una medición de temperatura en los tanques de gasolina y se percató de que estaban a 80 ºC, rápidamente se dio la alarma y la gasolinera cerró para evitar males mayores.

Los vecinos se temían lo peor respecto a la mina de carbón ardiendo, y no se equivocaban... Además, ya estaban diagnosticados muchos casos de intoxicación por inhalación de monóxido de carbono. 

En el año 1981, Todd Domboski, un joven de doce años, cayó a un agujero que repentinamente se abrió bajo sus pies mientras jugaba en el jardín. El joven, consiguió agarrarse a la raíz de un árbol y no caer al carbón incandescente que se encontraba a veintitantos metros de profundidad bajo él.


Este suceso, atrajo la atención de los medios y todo el país y se tomaron medidas definitivamente.


En 1984, el congreso de los Estados Unidos destinó 40 millones de dólares para la reasignación de la población de Centralia en las comunidades cercanas.

Así quedó abandonado Centralia de un día para otro. Hoy en día, como testigo, hay unas tuberías conectadas a las catacumbas ardientes para controlar el estado del fuego, a estas tuberías van dedicadas estas coordenadas.




Para colmo, los expertos creen que la mina todavía puede arder durante un periodo de 200-250 años.

Me recuerda un poco a Darvaza.

Wikipedia: Centralia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...