112 de Ocean Avenue, la casa maldita de Amitville.


La increíble casa de 112 de Ocean Avenue, una casa de tres plantas con jardín en todas las direcciones, una piscina y un embarcadero. La casa tiene seis habitaciones, dos salones, un comedor, tres baños, la cocina y un patio cerrado, además del sótano y la caseta para los botes.


Pertenecía a la familia DeFeo hasta el año 1974, fue el 13 de noviembre, cuando el hijo mayor de la familia, Ronald DeFeo, de 23 años, asesinó a sus padres y a sus cuatro hermanos pequeños, poco tardó la investigación en delatarle y fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por los seis homicidios en segundo grado.




El 18 de Diciembre de 1975, la familia Lutz, con más de seis meses buscando casas por la zona a sus espaldas, encontró el 112 de Ócean Avenue al increíble precio de 80.000 dolares, lo primero que pensó fue que se trataba de un error, pero aún así llamaron, les confirmaron el precio, y sorprendidos, fueron a verla.

Allí ante la gran inmensidad de la vivienda y la pequeña cuantía de su coste, el agente inmobiliario les contó que el precio era tan bajo debido a que un año atrás, acontecieron los asesinatos de la familia DeFeo. George Lutz y su esposa Kathy se mostraron indiferentes y compraron la que iba a ser la casa de sus sueños.

Desde el primer día en su nueva casa, los lutz tuvieron malas experiencias, voces gritando "¡Fuera de aquí!", temperaturas bajísimas en la casa aun con termostato y chimenea encendidos, puertas que se abrían y cerraban de golpe, invasiones de moscas en las ventanas en pleno invierno, cerraduras forzadas y un largo etcetera, todos estos sucesos despertaban a George todas las madrugadas a las 3:15, la misma hora de los asesinatos.


Finalmente, los Lutz se decidieron a abandonar la casa 28 días después de su llegada, el día de la segunda aparición demoníaca, esta vez, en el cuarto de los niños. Nuevamente a las 3:15 de la madrugada George se despertó por los gritos de sus hijos avisando que había un monstruo bajo su cama, salió de la habitación inmediatamente y vio una figura blanca con capucha y rostro demoníaco bajando las escaleras, ese fue el ultimo instante de los Lutz en la mansión de 112 de Ocean Avenue.

Posterior a todo esto, se halló otra arma escondida en el embarcadero, por lo que la investigación al final cree que el asesinato de la familia DeFeo pudo haber sido premeditado por la mafia y Ronald pudo haber ayudado a efectuarla, tal y como declaro en una ocasión. Esto explicaría los fenómenos paranormales que los Lutz sufrieron como farsa por parte de la mafia para encubrir sus fines de quedarse con el dinero y con todo lo de la familia DeFeo.

Esto encaja a la perfección con que nadie después de los Lutz sufriera ningún tipo de suceso paranormal y que todo investigador que trato de demostrar la farsa de la mafia, como el Dr. Kaplan, aparecieran misteriosamente muertos uno a uno.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...