Jim Morrison ¿Estás en París?


1 de Marzo de 1969, Dinner Key Auditorium, Miami, EEUU. La banda de rock psicodélico “The Doors”, se dispone a ofrecer un concierto esa noche, sin saber, que sería el último. El grupo realiza una actuación tan penosa como escandalosa orquestada por las continuas salidas de tono de su vocalista, Jim Morrison, que acorde con su propio declive personal y profesional, ofrece un espectáculo lamentable regalando todo tipo de improperios al público, desnudándose en el escenario e incluso desmayándose mientras suena “Light My Fire”. La policía no tarda en aparecer en el local, y el cantante no contento con su actuación se muestra igualmente violento con los agentes. Este comportamiento, le costaría más tarde el ser declarado culpable por los cargos de exhibición obscena y escándalo público con una condena de multa de 500$, ocho meses de trabajos forzados y cuatro meses de libertad vigilada.


El Rey Lagarto, había tocado fondo, víctima de los excesos y las drogas, se veía sumido en la autodestrucción continua, motivo por el que junto a su compañera Pamela Courson, toman la decisión de mudarse a París con la intención de empezar una nueva vida dónde poder desarrollar su obra literaria.

En marzo de 1971, la pareja se muda a la Ciudad de la Luz en busca de la tranquilidad. Durante su estancia, Jim presenta un aspecto menos deteriorado y más aseado, no obstante, tan solo cuatro meses después, llegaría el fin del artista. El 3 de julio de 1971, Pamela encuentra a Jim aparentemente relajado tomando un baño, pero estaba muerto. Certificada la muerte por un médico parisino del que no constan los datos, no se realizó autopsia del cadáver, por lo que las hipótesis sobre los motivos de la muerte del cantante, son muchas, sobredosis de heroína, suicidio, sobredosis de cocaína e incluso existe la teoría del que fue el propio F.B.I. quien acabó con su vida como icono del movimiento hippie de los años ´60.

Suscitadas estas incógnitas, aparece otra que va más allá… ¿Realmente está muerto y enterrado Jim Morrison en el parisino cementerio del Père-Lachaise?

Esta hipótesis cobra forma en base a extraños hechos que rodean la “muerte” del artista ¿Por qué no se le practicó la autopsia al cadáver? ¿Por qué sólo Pamela Courson y el desconocido médico parisino que certificó su muerte vieron el cuerpo sin vida del músico? ¿Por qué no se realizó una ceremonia exequial de despedida? ¿Por qué tardaron meses en marcar su tumba?

Transcurrido el fallecimiento oficial del líder del grupo, varios testigos aseguraron ver al Rey Lagarto subiendo a un avión la noche en que falleció.

Sólo Jim Morrison y su extravagante mente sin límites, sería capaz de fingir su propia muerte, tal y como posteriormente afirmaron en su momento el resto de componentes del grupo.



¿Estás en París Jim, o escribiendo poemas en tu adorada África negra?

Wikipedia: Jim Morrison | The DoorsCementerio del Père-Lachaise.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...