¿Dónde descansa la cabeza de Francisco de Goya y Lucientes?


Francisco de Goya y Lucientes, destacado pintor de origen aragonés a nivel internacional, precursor del Expresionismo y de las corrientes pictóricas del siglo XX, fue enterrado sin cabeza.

El responsable de este hallazgo, fue el cónsul español en Burdeos Joaquín Pereira, quien visitando la tumba de su difunta esposa en el cementerio de la ciudad francesa, descubrió por casualidad la tumba descuidada y en mal estado del artista español. Fue así como inició los trámites burocráticos para la exhumación del cadáver con la intención de repatriarlo a su país natal, España, cincuenta y dos años después de morir el pintor. Y cuál fue su sorpresa al comprobar que entre los restos mortuorios de Goya, faltaba claramente la cabeza del mismo.

Existen varias hipótesis sobre el paradero del cráneo del artista. Una de ellas apunta al robo de la cabeza con objeto de realizarle estudios frenológicos. En la época en la que falleció Goya la frenología era una ciencia en auge entre el gremio médico, su objeto consiste en intentar deducir rasgos de la personalidad y posibles tendencias criminales a través de la morfología del cráneo. Antes de morir, Goya era amigo del Doctor francés Laffargne, por tanto, es de suponer que el propio pintor autorizase a su colega para que realizase los estudios pertinentes con su cráneo una vez fallecido el artista.

Otra de las hipótesis contempladas, apunta al mero profanamiento de la tumba con el mismo propósito de prácticas frenológicas sobre la cabeza, pero sin la previa autorización del pintor aragonés.

Asimismo, otra conjetura habla de que fue el propio Goya quien solicitó que su cabeza fuese enterrada junto a la de entonces Duquesa de Alba en Madrid.

El revuelo sobre este misterio, volvió a producirse tras la aparición en 1918 de un cuadro del pintor Dionisio de Fierros, en el que aparece una calavera humana y en cuya parte posterior se lee una extraña inscripción que dice: “El cráneo de Goya pintado por Fierros en 1849”. Esta teoría se veía alimentada por las distintas voces que aseguraban que el nieto del pintor de Fierro presumía abiertamente de la posesión de su abuelo del cráneo de Francisco de Goya.



Los restos decapitados del artista, tras pasar por tres tumbas anteriores entre Francia y España, descansan actualmente en la Ermita de San Antonio de la Florida (Madrid) desde el año 1899 tras un tajante telegrama enviado desde España a las autoridades francesas que rezaba así: “Envíe Goya, con cráneo o sin él”.

El misterio sobre el paradero de la cabeza de uno de nuestros mayores exponentes artísticos a nivel mundial sigue sin resolver. Las conjeturas sobre prácticas médicas a raíz de las muchas dolencias que padeció el artista como consecuencia de la continua exposición al plomo de las pinturas, resultan tan congruentes como los posibles motivos emocionales que pudieron llevar al pintor, ya viejo y muy enfermo a prescribir su propia decapitación.

Wikipedia: Francisco de Goya | Expresionismo | Dionisio Fierros | Duquesa de Alba en MadridErmita de San Antonio de la Florida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quizás te interese también ver...